Nada contigo

Dejó de dudar y coloco el cañón de la pistola sobre su sien. Mientras el sudor bañaba su cara, respiró fuertemente una bocanada de aire y disparó.

El mundo se detuvo por un momento permitiendo observar la obra de arte que se había teñido de color de rojo alrededor de su cabeza. O lo que quedaba de ella.

Sigue leyendo

Con relleno

Deprisa, el día de San Valentín casi llega a su fin y yo sigo en casa. Seco mi cabello y abro el closet buscando mi camisa de la suerte, aquella camisa que tenia puesta el día en que te conocí. Miro en el espejo, no soy guapo, pero siempre he creído ser de tu agrado. Tomo un poco de gel y me peino, no quiero que algún detalle tonto, arruine el momento.

Una caja de chocolates y un poema están sobre la mesa. “Con relleno” respondiste el día que te pregunte si te gustaban los chocolates. Estábamos sentados en el parque, segunda banca a la izquierda de la explanada. El destino nos había hecho coincidir en un curso de fotografía, yo por mi trabajo, tú por vocación. Estábamos debatiendo sobre que técnica era la mejor para plasmar ese lado oculto de la sociedad. Sigue leyendo

“Aun pienso en ti” (Parte 1) – Relato

El viento toca mis mejillas y convierte en cristal las lagrimas que hay sobre de ellas,  hace ya más de un año que estoy sin ti y tu ausencia aun me lastima. Sentado en el balcón, recuerdo aquella noche, la ultima que me brindaste. Es la memoria más preciada que tengo, aquella que atesoro en el fondo de mi corazón.

Tiemblo de frio y desearía fueran tus brazos quienes llenaran de calor mi ser. Reposábamos en medio del salón, una vieja bodega a las afueras del distrito, notaba una mirada tímida en ti, sabía que algo extraño pasaba, tus ojos me lo decían, pero tu carita de niña, siempre tierna, hacia pasar desapercibido aquel sentimiento. Sigue leyendo

El amor, es como el ajedrez.

Regresamos después de una ausencia con un pequeño escrito, no es el tipo que acostumbro a realizar, pero esta vez el tema salió de esa manera y pues siempre hace bien experimentar nuevos estilo, si les agrada o no, dejen su comentario, gracias.

El amor, es como el ajedrez.  Solo se trata de saber llevarlo con una grata armonía con el resto de las piezas. Cuando menos te das cuenta, la piezas se encuentran en el lugar idóneo para llevarlo todo a gane, sin embargo, puede que el rey y la reina se encuentran lejos uno del otro; compartan casillas de fondo diferente y se encuentren en lados opuestos del tablero. Cualquier descuido es jaque mate. Sirvámonos de no adjudicar a la reina un género femenino, ni al rey uno masculino, simplemente, interpretar las situaciones que se llevan acabo en el tablero. Sigue leyendo