Hoy amanecí…

Hoy desperté creyendo en un error .

Quise generar serotonina siendo sombra de una bombilla; quise ser aire que corría hacia dentro de la ciudad, donde la brisa más ligera, no siempre se puede apreciar .

Hoy, desperté creyendo en un adiós .

Más como acaba algo cuyo comienzo fue apenas concepción de realidad, revelación de una verdad, epifanía de un cuento prohibido,recuerdo pasado, perdido en lo sombrío.

Hoy, me desperté extrañando.

La hoja en blanco de un libro de 600 hojas, el breve roce de hojas al viento que caen en la banca donde resuenan las risas de los niños, el eco de mi espera y el patriotismo de tu llegada.

Hoy, amanecí ensimismado.

En tu breve recuerdo, en tu corto auditivo , en tu brazo en el mío, en tu extensa sonrisa, en tu odio a los gatos, en tus contradicciones, y en lo que niegas y callas.

Y es que hoy amanecí sin nada.

Sin un error, sin un adiós, sin que extrañar, sin que pensar, y no por no haber más bien por no saber, y es que la incertidumbre hace mas rápida cualquier combustión.

Tal ves… cuando la lluvia cese, cuando el polvo baje, cuando el cielo abra, una mensajera aparezca con una breve nota, que me cuente que estas bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s