Al pasar el tiempo

Y luego entonces, al cambiar de rumbo mi mirar, fue el momento en que te encontré. A decir verdad, te encuentro en todas partes. No se si ella eres tu o si tu eres ninguna.

En calles, parques y al abordar el autobús, veo tu rostro sonriendo hacia mi. A la hora de comer, jugar o leer, siento tu presencia cerca y a veces te veo. No importa lo que haga ni el tiempo que pase, siempre estas junto a mí.

Por las noches, rendido ante un momento de descanso, me persigues, me tocas y a veces me hablas. Te abrazo. Despierto y la sensación de tu cuerpo entrelazado al mio sigue latente, busco al derredor esperando encontrarte pero es en vano, te has ido, a decir verdad, nunca estuviste aquí.

Recuerdo aquel momento, solo un instante en que quedamos ensimismados el uno frente al otro, yo sostenía una prenda tuya mientras tú tratabas de recuperarla. La mirada se clavo en los ojos del otro y una sonrisa ligera,  parecía unirnos en aquel pasar.

No se hace cuanto fue eso, ni siquiera si no fue un sueño, sin embargo,  aquel recuerdo que hoy parece tan distante, se, nos unió para siempre y se también que algún día, no importa cual lejano sea, tu y yo estaremos una vez mas frente a frente, clavando la mirada en los ojos del otro y sonriendo a la par que nuestros labios se acercan sigilosamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s